Curso Básico de Electrónica Colaborando con la enseñanza a través de internet

Como imantar objetos de metal

En alguna ocasión habrás visto que cuando acercas un imán a un trozo de hierro, este se imanta y, temporalmente se convierte en un imán. El hierro, toda vez que se retira el imán, vuelve a su estado normal, o sea, se desimanta. Al acero le toma tiempo (esto ya se explicó en la lección 16) iamntarse, pero no perderá las propiedades magnéticas y se convertirá en un imán permanente. Existen varias formas de imantar un metal (imanes artificiales):

1. Se prepara la barra de acero que quieres imantar, luego la frotas hasta la mitad con un extremo del imán (polo norte), luego inviertes el imán y frotas nuevamente la barra de acero en la otra mitad, con el extremo opuesto del imán (polo sur). Este método es funcional con imanes muy potentes y pequeñas piezas de acero.

Cómo imantar 2. Para imantar piezas más grandes se utiliza el método con una corriente eléctrica (imantación por inducción), esto se hace devanando un alambre esmaltado o con forro formando una bobina en una barra de metal, y conectando los extremos a la batería.

No está demás decir que un imán pierde sus propiedades magnéticas cuando se dobla o se golpea, esto se debe a la descomposición molecular. También el calor afecta a las substancias magnéticas.

A un imán permanente(artificial) que ha perdido sus propiedades magnéticas, se le pueden volver a reactivar, valga la expresión, esto se hace formando una bobina de 200 vueltas sobre un tubo de cartón con alambre calibre No. 16. Luego de esto se verifica la forma correcta de conectarla a una batería, el polo norte de la bobina debe de quedar con el polo norte del imán, y el polo sur con el polo sur. Si quieres saber cual es el polo correcto, puedes verificarlo acercando una brújula a uno de los polos, si es el polo norte(del imán) la brújula apuntará al polo norte geográfico. Para determiar esto en la bobona, conéctala a la batería y sucederá exactamente lo mismo si es el polo norte, si no sucede, cambia los extremos de la bobina y vuélvela a conectar a la batería. Es recomendable que antes de la imantación se sumerja por unos minutos el imán en agua hirviendo. Ahora le conectamos un interrputor en serie y lo conectamos y por instantes para no quemar la bobina, se recomienda también golpear el imán con un objeto no magnético en tanto está circulando corriente por la bobina, para finalizar, se coloca un trozo de hierro dulce uniendo los polos el imán, obviamente, debe de haber paso de corriente cuando se hace esto. Aquí retiramos la bobina y nuevamente se sumerje el imán en agua hirviendo por otros minutos.

Traductor (Translator)
Ingresa la URL, Selecciona idioma


  • [Valid RSS]

inicio  Contacto  Políticas de privacidad anuncios de Adsense  Copyright © 2013 Derechos reservados.